Archivo del mes de octubre 2006

Gran éxito del primer desafío CPI

Lunes 30 octubre 2006

Vía este apunte en el blog de Ricardo Galli llego a CPI, un sorprendente -por lo entretenido, didáctico y divertido- blog colaborativo sobre ciencia, tecnología, matemáticas y otras cosas. Ellos son los ideólogos e instigadores del primer desafío CPI: una llamada a ponerse a bailar en los lugares más inesperados y filmarlo para después compartirlo con la comunidad; un desafío inspirado en las hazañas bailongas de Matt Harding, que ha concluido con un éxito impresionante, no en vano, el video que han editado continúa todavía en el número 1 del ranking de Google Video. Los números lo dicen todo: 143 videos recibidos, 43 países, 20 provincias españolas, 106 protagonistas, y un buen puñado de horas de edición de vídeo para obtener el resultado.

Para enterarte de todo de primera mano: Reflexiones sobre el resultado del desafío CPI en CPI.

Además de resultar divertidísimo ver bailar así al personal, el montaje es digno de elogiar por haber sabido conjugar los diferentes y personalísimos estilos de baile de la gente y dotarlos de una banda sonora que les de unidad y coherencia. Y lo que me parece más interesante de la experiencia no es el aspecto lúdico sino el social, la interacción entre el mundo físico y este otro, el virtual -por llamarlo de alguna manera-. Si me hubiera enterado con tiempo creo que yo también hubiera bailado en cada ciudad de mi reciente viaje de vacaciones, ¿tú no?

Doctores tiene la iglesia

Sábado 28 octubre 2006

Recorte del artículo en el diario El País Durante una charla de café con Gabriel y Miquel, unos clientes con los que mantengo una magnífica relación personal, surgió el tema del origen y por qué de la costumbre de colocar personas detrás del orador en los actos políticos. La cuestión es que Miquel sostenía que ya durante el comunismo y el nazismo, esto es, en la primera mitad del siglo pasado, se utilizaba a las juventudes del partido para este fin y recordaba haber visto una foto de un acto de propaganda nazi de 1933 en un artículo de El País donde esto se veía claramente. Unos días más tarde me hizo llegar al despacho las páginas del diario que muestran la foto que acompaña este apunte.

Al margen del origen, en mi opinión oscuro y lamentable de ser cierto, continúo sin saber por qué hacen esto, qué idea o valor se supone que transmite. Yo no capto más que borreguismo y una falsa sensación de naturalidad que en conjunto me hacen desconfiar; borreguismo porque no entiendo quién querría estar ahí por voluntad libre y propia, con buena cara y aplaudiendo cada frase del líder de turno; y falsa naturalidad porque todos están tan bien escogidos y colocados: jóvenes sanos, hombres y mujeres, todos con apariencia de felicidad… demasiado bonito para ser verdad, demasiado asesor de imagen y demasiado marketing. A mí me produce vergüenza ajena, pero como se suele decir “doctores tiene la iglesia”.

John Hammond en Sa Pobla

Martes 24 octubre 2006

John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca) Esta vez no sé que podría contar. Ya podéis suponer que John Hammond era un completo desconocido para mí hasta el sábado. Nuestro Tomeu Gomila hizo un esfuerzo y nos regaló a uno de los grandes bluesman. La sala Sa Congregació de Sa Pobla estaba casi llena (unas 125 personas), lástima de ese pequeño “casi”. Hammond tocó cerca de una hora y media como un jabato y, sólo al final, sufrió algún leve problema en sus manos que -me da la impresión- precipitaron el final prematuro del concierto. Triunfó, porque se entregó y porque maneja la guitarra de blues con una soltura, precisión y sentimiento que emocionan. Entre tema y tema fue desgranando anécdotas e historias de su carrera y de los grandes músicos con los que ha tocado. En resumen, aún sin ser mi estilo preferido me alegro de haber asistido a este concierto del Waiting for Waits. Como de costumbre dejo unas fotos que espero os gusten.

John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca) John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca)
John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca) John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca) John Hammond en concierto en Sa Congregació de Sa Pobla (Mallorca)

Y un última cosa, nosotros llegamos un poco tarde y no lo presenciamos, pero por lo visto al arrancar la actuación se produjo un lamentable pequeño incidente: unos maleducados que se habían sentado en una fila que no les correspondía (esta vez las entradas eran con butaca numerada), se negaron a volver a sus localidades cuando llegaron los legítimos ocupantes de los asientos y se tuvo que habilitar unas sillas en el pasillo para acomodar a éstos, con el consiguiente trastorno para Hammond y el resto del público. No me explico como se puede tener esta caradura.

Hablar por hablar

Viernes 13 octubre 2006

Me molesta que algunos aprovechen su tribuna para fines diferentes de los prestablecidos, especialmente si se dedican a hacer proselitismo de sus ideas políticas en lugar de escribir sobre lo que debieran: aquello por lo que les pagan. ¿A qué viene esto, de quién estoy hablando? Pues de Rafael Gallego y de su columna de crítica cinematográfica en el número 319 del Youthing. No le conozco personalmente ni sé si escribe ahí sólo por placer o por dinero (de hecho tampoco me importa) pero cuando leo una crítica cinematográfica espero leer sobre cine, no sobre otros temas. Y debo añadir que generalmente sus críticas me parecen inteligentes y oportunas. Pero qué se puede pensar si dedica un 20% de las exiguas 120 palabras que tiene de promedio el texto sobre cada película a dar opiniones gratuitas como en el caso del film Gracias por fumar de Jason Reitman

“En cambio, a los que quieran escandalizarse de verdad, les recomendamos una rueda de prensa de Zaplana o, en su defecto, un discurso del Papa.”

o abiertamente subjetivas [1] como la siguiente a propósito de la película World Trade Center de Oliver Stone

“Afortunadamente, los lectores de esta columna sabrán apreciar el espectáculo que nos ofrece Oliver Stone sobre el ataque a las Torres Gemelas sin perder de vista un hecho bastante objetivo: todo lo que vino después sólo ha servido para empeorar las cosas.”

[1] Puesto que ni él ni nadie sabemos que habría ocurrido en el caso de que “todo lo que vino después” hubiera sido completamente diferente.

En definitiva, prefiero creer que sólo ha sido una equivocación, un despiste; me cuesta imaginar que a Gallego no se le ocurría nada mejor que escribir sobre estas películas. En otro caso, le recomiendo escribir (en) un blog.

Bunky en el Teatre de Lloseta

Miércoles 4 octubre 2006

Bunky en concierto en el Teatre de Lloseta (Mallorca) Bunky en concierto en el Teatre de Lloseta (Mallorca) Bunky en concierto en el Teatre de Lloseta (Mallorca)

La noche del viernes pasado para inaugurar mis bien merecidas vacaciones los amigos de Fona Artists organizaron un concierto en el Teatre de Lloseta (¿dónde si no?). Gracias. Bromas aparte, tocaron los estadounidenses oriundos de California Bunky y un tipo griego con un piano llamado Eurípidis. Sobre el griego solo puedo decir que con este nombre tampoco se podía esperar gran cosa y que después de dos temas ya estaba bastante harto. Claro que como llegamos a sus últimas cinco o seis canciones pues tampoco hubo mucho tiempo para pillarle el punto -si es que realmente lo tenía-. Sobre los californianos, que -según me soplaron- era su segundo concierto fuera de su país y qué mejor lugar para ello que ¡LLOSETA! (i que no es guapo aixó!)

(más…)

Carteles históricos

Miércoles 4 octubre 2006

Cartel del 2º concierto de Sexy Sadie Cartel del concierto de Dirty Boots en Es 7 de Ca´n Picafort Cartel promocional de Arde El Mar (histórica banda pop-rock mallorquina)

En los comentarios a mi último apunte sobre Sexy Sadie surgieron las dudas sobre cúal el nombre del local dónde tuvo lugar aquel concierto, el segundo de su carrera -según le comentó Jaime a Mercedes en una ocasión-. Y el ganador, como no podía ser de otro modo, es el simpático Chimpancé Progresivo. Una ovación para el ganador (por favor, Luis, sube a dedicarnos unas palabras). Él es el justo ganador y aquí está el cartel que lo confirma, como véis una primorosa muestra del más puro arte DIY. Ahora las apuestas van son sobre el mes y año de aquella actuación (¡vaya una manía con no ponerlos!). Por cierto, en la foto-fotocopiada se medio-ve a los cuatro integrantes de aquella primera formación.

Buscando este documento histórico, encontramos otros dos que vale la pena reproducir aquí, sobre todo ahora que, casi sin pretenderlo, hemos entreabierto la puerta al frikismo juvenil autóctono (lo de friki, en este caso, va por nosotros; por ser capaces de guardar durante tantos años estos recuerdos adolescentes). El primero: el cartel anunciador del concierto de los Dirty Boots en el memorable bar Es 7 de Ca’n Picafort (cuando lo llevaban mi primo Nando y Pep Cuevas -si no me equivoco-) presentando su EP Frankenbootie. En esta ocasión la pregunta es más fácil: sólo hace falta adivinar el año, porque sabemos que el mes era agosto. El segundo: un cartel de Arde el Mar, grupo ganador del 5º concurso Pop Rock del Ayuntamiento de Palma. Si tuviera tiempo y más ganas ahora me pondría a buscar el mini LP que publicaron Del inconveniente de haber nacido. Como queda patente para el lector-lector (aquel que además de leerme -actividad de dudoso gusto, por cierto- disfruta del placer de la palabra bien escrita) todo en ellos eran referencias literarias.