El segundo disco

Sábado 4 junio 2011

El segundo disco, sobre todo cuando el primero fue un éxito o sencillamente resultó un buen disco de debut, es siempre un ejercicio en la cuerda floja para estar a la altura de su predecesor y al mismo tiempo aportar ideas nuevas, dejando claro que el artista o la banda no son flor de un día. Es difícil -además- obtener la unanimidad de fans y crítica sobre estos asuntos, y el tiempo que ha mediado desde la anterior entrega -y más si éste supera los 12 meses- se convierte en un argumento de peso para las opiniones de todo signo. Es lo malo de las expectativas, que son personales e intransferibles.

Dos segundos discos recientes que he comprado y que no han estado a la altura de lo que esperaba son: 10 milles per veure una bona armadura de Manel y Adventures de The Marzipan Man. Entendámonos, no digo que no sean buenos discos, solamente que en mi opinión los primeros fueron claramente superiores. Otra secuela fallida que me viene ahora a la memoria es el de otros ilustres mallorquines, Vacabou, que con su segundo disco titulado Twelve songs inside no alcanzaron la gloria que su debut prometía presagiar. Y ya que hablamos de mallorquines, y aunque no venga a cuento con esto de los segundos discos, debo reconocer que tras dos intentonas me ha resultado imposible pasar de la tercera canción del Lamparetes de Antònia Font, cierto es que se trata de un grupo que nunca me ha enganchado.

Volviendo a la cuestión de los segundos discos, y para no cansar con listas tan interminables como incompletas, nada más apuntaré dos ejemplos lejanos ya en el tiempo que consiguieron superar con creces cualquier expectativa:

Easy Pieces de Lloyd Cole & The Commotions (1985)

Surfer Rosa de The Pixies (1988)

Y si a alguien le apetece comenzar un meme sobre segundos discos buenos y malos, adelante.

The Wave Pictures y el colmo del fotógrafo digital

Martes 1 diciembre 2009

thewavepictures-2163El miércoles 25 de noviembre último había fiesta en Lloseta: volvían a visitar la isla The Wave Pictures esta vez teloneados por Stanley Brinks a.k.a. André Herman Dune junto a una chica de nombre ¿Freschard? en un proyecto de tan horrendo nombre (The Rock’n'roll Shit) como prescindible fue su actuación, aburrida hasta decir basta y de la que parece que se contagiaron los jovencitos ingleses que no lograron alcanzaran ni el nivel ni el climax de su memorable actuación de hace algunos meses sobre el mismo escenario. Aunque en aquella ocasión además fuera ante un público más numeroso al que se ganaron en un plis plas con mucho desparpajo y actitud y por supuesto buenas canciones.

Estrenaban su segundo largo If you leave it alone del que después de escucharlo (aunque admito que no concienzudamente), pues como no podía ser de otro modo compré una copia, puedo decir que sin ánimo de desmerecer al primero éste es bastante más pausado que el anterior y sí, más aburrido también que el sorprendente por fresco y amateur (léase Lo-Fi) Instant Coffe Baby. Con todo y en descarga del grupo, he de decir que el miércoles se presentaron en Mallorca en un estado de cansancio físico patente, pues habían perdido su vuelo y tenido que viajar haciendo escala en Barcelona y sin apenas tiempo para descansar y probar sonido.

¿Y cual es el colmo del fotógrafo digital? Pues quedarse sin batería y tener que mendigar entre los compañeros. De hecho la sesión de fotos que publico en este apunte se la debéis agradecer a Sandra Almazán, estupenda fotógrafa habitual de este tipo de acontecimientos, la cual amablemente me prestó la batería de su cámara durante un buen rato (¡muchas gracias amiga, eres un sol!). Y lo peor es que yo siempre llevo una batería de repuesto cargada por si acaso, pero hacía tanto tiempo que no cogía la cámara que las dos estaban totalmente exhaustas.

Pero seguro que quieres ver las fotos así que me callo ya.

Continuar leyendo »

¿Y ahora qué?

Domingo 22 noviembre 2009

No sé. Estoy harto de la pobre señal/ruido de twitter y asimilados, verdadero verdugo de no pocos blogs: lo llaman microbloging pero a mí me parece más real y adecuado denominarlos fastblogging (expresado con la misma intención que la que usaría para el término fastfood).

Si hablamos de música y músicos, de industria discográfica, de alta fidelidad y de nosotros mismos los consumidores, como hacía en el tan lejano marzo de 2008 (aquí y aquí), la pregunta ¿y ahora qué? va del fin de una época, significa que el disco compacto (el dvd no cuenta) es y será el último soporte físico para la música que conoceremos. Adiós. Y lo peor no será dejar de comprar un producto tangible, algo que podíamos coleccionar y sobre el que podíamos escribir una nota que ataría para siempre algún recuerdo o una persona a esa obra y a ese momento, no, lo peor es que ahora quizá no nos quede otra opción que acostumbrarnos a una experiencia musical incompleta, mermada, como de juguete… hemos vuelto a la radio de onda media, ahora que conocíamos la frecuencia modulada, nos hemos dejado engañar (de nuevo) y supuestamente disfrutamos de la música que escuchamos, una música enlatada de inferior calidad a la de la década anterior. ¿Evolución? No, sinceramente no lo creo.

Bien, ya hemos desalojado nuestras estanterías de los pesados vinilos y compact discs, escuchamos exclusivamente música digital que por supuesto no adquirimos salvo casos de fierza mayor, la descargamos con esa falsa media sonrisa igual de gratuita que la música que hemos bajado y la reproducimos en un reproductor portátil que no cuesta más de 200 € o en el computador o la pasamos a un cd o dvd regrabable y lo ponemos en la bandeja de un reproductor en el que hemos invertido poco más de lo que nos costó nuestro flamante walkman digital. Sobre el resto del equipo de audio mejor ni hablar al igual que sobre las condiciones acústicas de la sala (¿qué es eso?). La sonrisa nos sienta bien en la cara de tonto que se nos ha quedado: ahora ya nos conformamos con un mp3 cutre (¡pero gratis!) codificado a 160 ó 192 kbps qué-suena-de-muerte, ¿y de verdad te gusta la música?

A pesar de todo estamos de enhorabuena porque ahora tenemos Spotify, que desde luego como emisora de radio a la carta para los tiempos que corren está más que bien pero que no deja de ser música enlatada de calidad paupérrima. Y nosotros felices: lo que no se escucha no existe. Y menos mal (esta vez sin ironía) que también existe Bandcamp, una plataforma de publicación de música con opción para formatos de audio digital de calidad orientada a músicos.

Yo reivindico que se destierre ya el formato mp3 y cualquier otro tipo de codificación con pérdida, que la industria (los fabricantes de equipos, los de software y las compañías discográficas o quien las sustituya) eleven un formato de música digital de calidad a la categoría de estándar. Al fin y al cabo el formato no lo elegimos los consumidores sino ellos, nosotros simplemente lo adoptamos igual que en su día sucedió con el cd (pcm audio) o el mp3. Por ese motivo nuestros reproductores portátiles, teléfonos móviles, software de reproducción, equipos de alta fidelidad, etc. tienen que venir de fábrica con soporte para ese nuevo formato estandarizado, lamentablemente no puede ser una elección de cada usuario porque en ese caso puede llegar a costar muchísimo reeducar al público acostumbrado al audio de calidad Lo-Fi.

Al margen del futuro de la industria musical, hablando en un plano digamos personal: ¿y ahora qué? Pues, no sé. Dentro de poco me mudaré a una nueva casa, este año he estado viajando más que nunca en mi vida, he dejado de tomar clases de guitarra y mis visitas al gimnasio son bastante irregulares (por decirlo suavemente), ese desagradable kilo y medio extra se ha instalado en mi cuerpo y no parece que quiera marcharse, continúo comprando muchos discos, ayer me perdí un concierto de Alondra Bentley por un error en el horario publicado en el Youthing pero, en cambio, llegué a tiempo al Auditori d’Alcudia y disfruté y me reí con la obra Pagagnini de Yllana Teatre y Ara Malikian, aunque si se me hubiera concedido un deseo habría pedido que me cambiaran al resto del público (como en las películas americanas de juicios y jurados). Además, el miércoles próximo con suerte no me perderé la segunda visita a la isla de The Wave Pictures y siento un mono tremendo de fotografiar conciertos y también me gustaría publicar esas fotos de nuevo aquí en el blog. Y bueno, la verdad es que desearía borrar de mi facebook a algunas personas con incontinencia egoinformativa y baja relación S/R… ¿y ahora qué? Ya veremos.

Pies de foto

Martes 23 diciembre 2008

¿A alguien le gustan los pies de foto? ¿no estáis de acuerdo en que probablemente sean uno de los recursos más prácticos en la teoría aunque peor usado en la práctica? y, por curiosidad, ¿quiénes los escriben, siempre sólo y únicamente becarios?

Portada de un ejemplar de El País Semanal Hace unos domingos me fijé en la portada del suplemento dominical de El País que acompaña esta entrada, periódico de tirada nacional y con amplia distribución internacional. ¿Cómo se puede escribir “Un niño tapa el cañón de un tanque abandonado en Nicaragua” para ilustrar la fotografía del reportaje de portada titulado “Un mundo injusto. 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”?

Es el típico pie de foto que a primera vista parece serio, trabajado y por supuesto apropiado al contexto, pero que desgraciadamente sufre los dos grandes fallos de este tipo de recurso: (1) intentar describir la acción (¡para qué si de todas formas tienes la imagen delante?) y (2) hacer una interpretación oportunista de la acción para que coincida con el texto que ha escrito el redactor.

En este ejemplo desafortunado, el niño de la foto juega en un tanque abandonado en algún lugar de Nicaragua. Y, aparte de que parece peligros y se puede lastimar haciéndolo, no entiendo que tendrá que ver con el título del reportaje.

Los discos del año

Martes 23 diciembre 2008

En lugar de hacer listas de lo mejor del año, una amiga me ha inspirado algo parecido a una carta inversa a los Reyes Magos. Me explicaré, el juego consiste en que vosotros, los amigos que me leen o cualquier persona que esté por este blog de paso, me recomendéis vuestro disco del año, aquel descubrimiento que os ha marcado o sencillamente el que más os apetezca, después SS.MM. mis Reyes Magos se ocuparán de que me sean convenientemente regalados y así se cierra el círculo y yo seré feliz. Molts d’anys a tots, bon Nadal i bon cap d’any i un molt feliç i venturós 2009.

Ron Sexsmith presenta Exit Strategy of the Soul en Mallorca

Martes 9 diciembre 2008

Mientras otros se reconciliaban con ciertas técnicas vocales, nosotros nos íbamos amodorrando de rato en rato. Puede que la culpa fuera de la oscuridad de la sala o de los asientos de una comodidad dudosa; también puede que influyera el hecho de que estábamos lejos de la acción, en lo alto del gallinero, o debido a la tristemente habitual iluminación de subsistencia que hace que la realidad te parezca como vista a través de la pantalla de un móvil chungo.

La sala estaba llena hasta la bandera del público sentado en las gradas y el protagonista y su acompañante allá abajo, a peu plà. Nada, ni en la publicidad ni a la entrada del local, me alertó de que se desaprovecharía una sala como el Teatre de Lloseta, el lugar ideal para un concierto con el público de pie, convirtiéndolo en un teatro de patio de butacas que en este caso es su formato peor diseñado y menos aprovechable y, lo que es peor, una sala que en esta configuración es superada con holgura por otros espacios como el Teatre Principal, el Teatre Xesc Forteza de Palma o el Auditori de Porreres, sin ir más lejos. Me sentí tan desplazado e incómodo que me volví a Palma sin haber desenfundado la cámara; Dani y Markus si cubrieron el evento.

¿Ron Sexsmith? Un buen músico capaz de escribir grandes canciones utilizando el catálogo completo de acordes al que, si acaso, le falta encontrar la fórmula de los estribillos perfectos; un tipo simpático que brindó el último concierto de su gira en Mallorca con su electroácustica y el piano del teatro y con la única compañía de otro tipo callado que tocaba (muy bien) el contrabajo eléctrico. Por cierto, en más de un tema el parecido con Elvis Costello era claramente evidente (más allá de una determinada forma de entonar).

El año 2008 -especialmente el último trimestre- pasará a la historia de la escena musical mallorquina como el del auge del negocio del promotor de conciertos. Un buena noticia, sino fuera porque de un tiempo a esta parte la gente se queda a las puertas de los teatros y salas de conciertos compuestos y sin entrada.

Oliva Trencada en el Auditori Municipal de Porreres

Domingo 23 noviembre 2008

Oliva Trencada se presentaron en Porreres el domingo pasado, el 16 de noviembre, al día siguiente del concierto de Micah P. Hinson en la misma sala, el reformado Auditori Municipal de Porreres. Venían a tocarnos su nuevo trabajo: un libro-disco-dvd muy bonito que lleva por título Lluneta del Pagès y que ha editado Fona Artists. Ni del disco ni del dvd puedo contar nada porque todavía no los tengo (ese día no habían llegado y sólo estaban expuestos algunos ejemplares del libro de poemas ilustrado que, como he dicho, me pareció muy chulo).

Fue un concierto diferente: programado a las seis de la tarde y con niños entre el público recibiendo algo así como su bautismo de música en directo, fue, además, un fenomenal concierto aliñado con algunos momentos de intensa emoción y que concluyó con dos bises del primer álbum, la música de la calma, los super-mega-hits: El bosc de la lluna y El camí, que levantaron literalmente al respetable. La sala bien, aunque sólo sea apropiada para espectáculos de sentado. Tiene, sin embargo, buenas condiciones acústicas y el sonido durante el concierto fue bueno, no así la iluminación que, como ya viene siendo habitual, fue más bien pobre.

El concierto me gustó, creo que ha quedado claro, pero, personalmente opino que hay ciertos momentos en los que parece desaparecer el componente indie-rock y todo se queda en simple folk mallorquín, y es entonces cuando el conjunto pierde un poco la gracia. Sin embargo lo mejor es que han evolucionado y crecido como grupo; me sorprendió especialmente la actitud de Pep Toni Ferrer sobre el escenario: nunca hasta entonces lo había visto tan seguro y solvente en su papel de rock-star.

Oliva Trencada en concierto en el Auditori Municipal de Porreres (Mallorca)

Oliva Trencada en concierto en el Auditori Municipal de Porreres (Mallorca)

Continuar leyendo »

¡Viva la vida!

Sábado 8 noviembre 2008

Portada de Viva la vida

Uno: Yo no soy muy de Coldplay, seguí sus dos primeros discos y el tercero ni lo escuché; en definitiva, jamás llegaron a interesarme lo suficiente como para decidirme a comprar los discos. Dos: Viva la vida (or death and all his friends) es un discazo. No sé si será por los productores (Eno, Dravs y Simpson), la influencia de Markus Dravs (Arcade Fire) es notable (otros opinan que destaca más la de Eno) y les sienta de maravilla; o porque con el tiempo transcurrido desde el anterior trabajo sólo dejaba dos opciones posibles: renovarse o morir; o porque han hecho lo que les ha dado la gana, hasta despistarnos con canciones que no empiezan donde comienza la pista física del cd para reforzar la idea de que este trabajo es un todo continuo más que una simple secuencia de canciones. O ninguna de las anteriores o por todo ello a la vez, pero lo cierto es que lo han bordado. Viva la vida (or death and all his friends) es un gran disco, de lo mejor del 2008.

Y ya que hablamos de discos buenos y de los otros -los mediocres y los simplemente malos-, Donkey, la segunda entrega de CSS pertenece al grupo de los segundos, es decir, no llega al listón del debut, entretiene y se deja escuchar pero no brilla. Les acompañan The Pinker Tones que desde el formidable A million colour revolution andan algo despistados y Wild Animals obtiene una calabaza porque sólo se salvan algunos temas pero nada más. Otros que tampoco destacan son REM porque Accelerate, aunque supone un cambio de actitud, no termina de convencer y deberían seguir esforzándose más y demostrarnos que hay vida más allá de sus clásicos. Y entre los alumnos aventajados se cuentan Death Cab for Cutie porque Narrow Stairs aún no siendo su obra cumbre es un buen disco, absolutamente recomendable.

Y este era un apunte que tenía escrito  desde principios de verano, cuando salió el disco, y que por desidia no había publicado todavía; los otros grupos y trabajos que comento son los que escuchaba también por entonces.

Gerundio de volver

Lunes 3 noviembre 2008

Son ya muchos meses, demasiados, sin actualizar este blog. Y no puede ser. Durante todo este tiempo no he dejado de disfrutar de la música en directo y tampoco he abandonado la afición por la fotografía, lo cual significa que guardo una buena colección de instantáneas esperando a ser publicadas (y que deberé encontrar alguna fórmula para sacarlas a la luz).

No es excusa, pero la verdad es que he estado ocupado: un verano agitado y mucho trabajo, nuevas incorporaciones al equipo, también el examen para el título de patrón de embarcación de recreo, y luego los preceptivos -y esperadísimos- quince días de vacaciones con viaje incluido, y antes una fiesta (underground cinderella) en el local que hemos reformado para convertirlo en aparcamientos, y más tarde las prácticas de navegación, de las cuales os dejo una muestra (para los que no me conozcan, yo soy el tipo que anda concentrado en las lanas de las velas) y que consiguieron que me perdiera la Fira del Disc por primera vez en mucho tiempo.

Y claro, un montón de cosas por hacer: actualizar el blog y colgar fotos por supuesto, pero también dedicar más tiempo a mis clases de guitarra, poner en marcha el nuevo servidor para miliamperios y popigirl y actualizar el software que los alimenta, cambiarle un poco la cara al blog -que ya le viene haciendo falta-, dedicar más tiempo a todas las personas que saben que lo merecen y quedar más con los amigos también… pero ya estoy volviendo.

Navegando a vela por la bahía de Palma

The Peter Colours plus Les Zinedines

Lunes 2 junio 2008

La noche del 5 de abril de 2008, finalizado el partido que enfrentó al Real Mallorca y al Real Madrid en Son Moix y que terminó en empate, hubo un concierto en el Bar 6 Tons de Muro. Tocaban los ibicencos The Peter Colours y abrían para ellos los locales Les Zinedines. El día anterior habían actuado en Palma, en la sala Casino Royale. Por eso elegimos Muro: pensamos que el Bar 6 Tons no podía ser peor que el local palmesano. Y no nos equivocamos, aunque ni el sonido ni la iluminación pudieran calificarse de buenos. Los grupos se entregaron y ofrecieron ambos un buen concierto. Me había comprometido con Manel Zinedine y Javi Peter Colours a publicar las fotos que tomé. Hoy por fin lo hago; espero que os gusten y por favor disculpadme por el retraso.

The Peter Colours en concierto en el Bar 6 Tons de Muro (Mallorca)

Les Zinedines en concierto en el Bar 6 Tons de Muro (Mallorca)

Continuar leyendo »